Los hermanos Gasol siguen haciendo historia en la NBA por méritos propios. Marc y Pau estarán en el quinteto titular de sus respectivas conferencias en el próximo All-Star. Qué mejor escenario para tal acontecimiento que el mítico Madison Square Garden. Una pista mágica para presenciar el duelo entre dos jugadores que están atravesando por el mejor momento de su carrera y una oportunidad para que los aficionados de la Gran Manzana puedan disfrutar del baloncesto, ya que “sus” Knicks no les están dando muchas alegrías.

El mayor de los Gasol compartirá, de inicio, quinteto en el Este -equipo entrenado por Mike Budenholzer- con LeBron James (Cleveland), Carmelo Anthony (Knicks), John Wall (Wizards) y Kyle Lowry (Toronto). Pau fue el segundo jugador más votado de los frontcourt (aleros, ala-pívots y pívots), con 974.177 votos, sólo superado por el “King” James.

Por su parte, Marc fue, también, el segundo jugador más votado en su posición (795.121 votos) por detrás de Anthony Davis, superando incluso al último MVP (Kevin Durant). El Oeste, que contará en el banquillo con el novato Steve Kerr como entrenador, formará de inicio, además de con el mediano de los Gasol, con Stephen Curry (Warriors), Kobe Bryant (Lakers) -podría perderse el partido si se confirma su lesión en el hombro-, Blake Griffin (Clippers) y Anthony Davis (Pelicans).

No deja de resultar curioso que Marc Gasol dispute su primer Partido de las Estrellas como titular en Nueva York. Una ciudad que, como reconoce, “está muy bien para visitar, aunque no sé cómo será para vivir”. Y todo porque el mediano de los Gasol se convertirá en verano en uno de los agentes libres más cotizados. Pretendientes no le van a faltar, entre ellos los Knicks, que quieren lavar su mala imagen, y los Spurs, que buscan sustituto a Duncan. De momento, sólo piensa en Memphis y seguir haciendo historia con la franquicia.

No eran pocos los que daban ya por acabada la carrera de Pau y justificaban su fichaje por los Bulls como la oportunidad para firmar su último gran contrato, pero ha tapado todas las bocas. Aquellos que criticaban su blandura, se asombran al ver los números que está haciendo. No sólo por promediar casi todos los partidos un doble-doble, sino porque ha sido capaz de batir su registro anotador (46 puntos) y poner 9 tapones en un partido. Puede que, aunque le pese a Durant, el mayor de los Gasol se fue a Chicago no sólo por el teatro y la cultura sino para pelear por su tercer anillo y, de momento, participar en su quinto All-Star Game.

Puede parecer sorprendente, pero los Gasol no son los primeros hermanos que disputan el partido de las estrellas, ya que Tom y Dick Van Arsdale lo disputaron en dos ocasiones, aunque no como titulares. Además, Pau y Marc no será la primera vez que coincidan en el All-Star Weekend, ya que ambos participaron en 2009 en Phoenix. Por aquel entonces, Pau vestía la camiseta de los Lakers y disputaba, como suplente, su segundo All-Star Game. Por su parte, Marc acababa de aterrizar en la NBA y había sido elegido para jugar con los rookies, junto con Rudy Fernández, que también participó en el concurso de mates.

Desde que comenzasen las votaciones, no han parado de llover elogios para los de Sant Boi. Jugadores históricos como Olajuwon y Kareem Abdul Jabbar alaban las virtudes de los dos pívots españoles y hasta el nuevo comisionado de la NBA, Adam Silver, reconoce su admiración por ambos. Sin duda, estamos ante un hito histórico y, como reconoció Pau, “posiblemente irrepetible”. Su próximo objetivo: enfrentarse en la final de la NBA. Visto lo visto, no hay nada imposible ni que se les resista a estos dos hermanos, así que por qué no seguir soñando.

Por Víctor Escandón Prada
Periodista deportivo y entrenador superior de baloncesto

Foto: NBA

(Visited 1 times, 1 visits today)