Cierto punto de sorpresa ha causado al aficionado la otorgación del premio de mejor defensor de la NBA a Marc Gasol, y convirtiéndose en el tercer jugador no americano en conseguirlo, tras Hakeem Olajuwon, y Dikembe Mutombo. Y más si tenemos en cuenta que sus números a nivel individual no han sido especialmente destacados esta temporada, situándose en el puesto 25 de máximos reboteadores, y siendo el décimo jugador en tapones realizados, apartados estadísticos que años atrás eran fundamentales para otorgar este tipo de galardón.

Sin embargo, las votaciones han deparado un resultado que no ha dejado lugar a la duda, en el que Marc Gasol ha arrasado con 212 votos, por 149 del segundo clasificado, Lebron James. Para entender este premio debemos ir más allá de lo puramente estadístico, y es que es un reconocimiento a la figura más visible de unos Memphis Grizzlies que se han convertido en un equipo que raya la perfección a nivel defensivo en la NBA. Lionel Hollins ha conseguido que todo el bloque aúne esfuerzos para obtener el mejor balance de la historia de este equipo. Marc Gasol se ha llevado el premio, pero entre los candidatos hay que recordar que se encontraban compañeros de equipo como Mike Conley (líder en robos de la competición), o Tony Allen, dos piezas claves que ayudan a entender el perfecto engranaje defensivo de los Grizzlies.

Expertos analistas coinciden en destacar la tremenda inteligencia de Marc Gasol, su saber estar en la pista, su capacidad para defender todo tipo de situaciones, especialmente el bloqueo directo, con el que la mayoría de los equipos vertebran su juego ofensivo. Y es que puede que Marc no sea el poste más rápido de la liga (que no lo es), pero es capaz de aguantar las penetraciones de los mejores bases de la NBA, cerrando el aro de Memphis, al igual que ha pulido su capacidad para realizar rotaciones defensivas, llegando a puntear lanzamientos a media distancia, o directamente frenando cualquier tipo de continuación por parte de los ala pívot más contundentes de la liga, y es que su compañero Zach Randolph es atacado por los rivales por su escasa capacidad de sacrificio en defensa.

Su impresionante físico (recordemos 2,15 y 120 kilos) le convierte en un muro prácticamente infranqueable en el poste bajo, en las luchas cuerpo a cuerpo, es capaz de aguantar a jugadores como Howard, Duncan, Jefferson, Chandler, etc… Su técnica individual defensiva, y su lectura del juego le permiten economizar esfuerzos innecesarios, hecho que luego le permite desplegar todo su talento en ataque, especialmente en la distribución de balón. La NBA ha sido justa en el reconocimiento a Marc Gasol como mejor defensor del año, un premio también a un gran trabajo colectivo del equipo dirigido por Lionel Hollins (entre los aspirantes también al premio de mejor entrenador del año).

Puede que Perkins tenga algo de razón en sus quejas cuando habla de la politización de este tipo de premios, pero las razones que esgrime se caen una a una cuando te paras a valorar, y analizar en profundidad la implicación que tiene Marc Gasol en la estructura defensiva de su equipo, erigiéndose como el líder de un grupo de jugadores que están considerados como la mejor defensa de la liga, y es que los números individuales suelen ser muy espectaculares, pero no nos olvidemos que el baloncesto sigue siendo un juego de EQUIPO, y en ese aspecto no hay duda posible, enhorabuena a Marc Gasol, y por extensión a su equipo, los Memphis Grizzlies.

 

Por Alex Senra del Cerro
Entrenador superior baloncesto
Gabinete técnico JGBasket

Publicada el: 25 abril 2013 10:42 am

[Visitas 157, visitas totales web 557524]