Los españoles intentarán ganar para verse en la final, peleando por el oro, muy presumiblemente, ante Estados Unidos y aprovechar también para borrar de un plumazo el pasado negro de sus enfrentamientos contra los rusos.

La selección española ya está donde quería, pero tal vez no como pretendía. Los de Scariolo disputarán las semifinales, evitando a los Estados Unidos, pero dejando muchas dudas en su camino hasta aquí. Era la gran favorita para quedar primera de grupo y, al final, tuvo que conformarse con la tercera plaza. Pero eso ya no importa, sólo está a un partido para plantarse en la final y pelear por el oro.

No lo van a tener fácil los españoles, delante van a tener a un conjunto ruso, al que se le nota mucho más conjuntado, gracias al mes más de preparación que ha tenido, al tener que disputar el preolímpico para poder estar en Londres. Además, en los dos últimos choques entre ambos, la victoria cayó del lado de los de Blatt, en la final del Europeo 2007 y en el partido de la fase de grupos disputado hace una semana.

España necesita, hoy más que nunca, que todos sumen. Los franceses supieron parar a Pau y costó muchísimo anotar. Por eso, Navarro, Rudy y compañía tienen que aparecer y convertir esos tiros que hasta el momento no están entrando y que permiten a todas las defensas cerrarse con los jugadores interiores españoles. También es fundamental que los actuales campeones de Europa tengan una intensidad defensiva como la del último cuarto del partido de cuartos de final, en el que dejaron a Francia en seis puntos.

La incógnita está en saber si la decisión de Scariolo, en el último partido, de poner a Llul de base, cuando ha llevado a estos Juegos a tres “unos” puros (Calderón, Sergio Rodríguez y Sada), fue temporal o volverá a repetirla ante Rusia.

En cuanto al combinado ruso, Kirilenko, que realizó un espectacular partido ante Lituania, sigue siendo su referente ofensivo, pero no hay que olvidarse de la artillería que tiene el conjunto de Blatt. En el anterior duelo ante España, Fridzon fue el que llevó la voz cantante y aniquiló a los españoles desde el perímetro. Mención aparte también para Khryapa que cosió a triples a los españoles, aprovechando ese gran problema que tienen durante todo el campeonato de defender a un cuatro abierto a la línea de tres.

Ponkrashov asumió los mandos rusos en el partido frente a los de Scariolo, pero no hay que olvidarse de Shved, el joven base está realizando una gran competición y tratará de resarcirse de su mal partido ante los españoles. Quizá donde flaquee más Rusia es en el juego interior, teniendo dificultades para defender a pívots de la talla de Marc o Pau, sólo Mozgov parece capaz de frenarles. De ahí que sería determinante, desgastarle y cargarle de faltas para crearles problemas en las posiciones cercanas al aro.

 

Por Victor Escandón Prada
Periodista y entrenador superior baloncesto
Analista JJOO Londres para JGBasket 

(Visited 1 times, 1 visits today)