Por fin empezó el verdadero Europeo después de una semana con numerosos , muchos de ellos intrascendentes, de poca tensión y escaso interés. Este es el resultado de ampliar el abanico y dar cabida a tantas selecciones. Ahora, llega la fase decisiva, los doce equipos clasificados buscan su a cuartos de y sacarse el billete para el Mundial de España.

Con el peaje de las derrotas de la primera fase, no hay opción de fallo y cualquier traspié puede ser definitivo. Letonia salvó el match-ball y abusó de una endeble Ucrania, que no fue ni la sombra del que tuvo contra las cuerdas a Francia. Un francés que se complicó su existencia al caer ante Lituania y que tendrá que remontar el vuelo en los siguientes partidos si no quiere pasar apuros.

La que se ha quedado prácticamente sin opciones ha sido Bélgica, que cayó ante Serbia y tendrá que ganar sus dos partidos y esperar otros resultados para buscar su pase a cuartos. Con la victoria, los serbios se consolidan en el primer puesto y tienen a su alcance la clasificación.

En el F, se lo jugaba todo a una sola carta o como dicen los americanos “win or go home”. Con la lección bien aprendida, los helenos sabían que sus opciones pasaban por para a Marc por lo civil o por lo criminal, con lo que no contaban, para lograr su principal objetivo, es que les iba a echar una mano Orenga. El seleccionador nacional cometió un error de principiante, de esos que te enseñan en el curso de primer nivel. Si tu mejor jugador tiene dos faltas en el primer cuarto, quedan dos minutos y, encima ganas de diez, siéntale. Pues no fue así, y pasó lo peor. Tercera personal y todo el segundo cuarto sin saltar a la cancha. Los griegos se crecieron y se metieron en el partido con un parcial de 25-12, que les dio alas para superar sus miedos y llevarse el triunfo en un final intenso y con defensas muy agresivas.

Se pueden sacar muchas lecturas del partido, pero lo que vale ahora es pensar ya en el siguiente y saber que necesitan ganar los dos que quedan para no quedarse fuera, más aún tras la victoria de Croacia sobre Finlandia y de Eslovenia frente a que deja a los españoles con la soga al cuello.

 

Por Víctor Escandón Prada
Periodista y superior baloncesto
Analista para JGBasket

Foto: FIBA Europe