Barcelona y Real Madrid pelearán por el primer título del curso después de imponerse en semifinales a Baskonia y Tenerife, respectivamente. Ambos equipos tratarán de resarcirse de su mal final de la temporada pasada y empezar con buen pie. El morbo lo pondrá Mirotic que se vuelve a enfrentar a sus ex con el único objetivo de levantar su primer trofeo vestido de azulgrana.

Con muchas caras nuevas se presentaba el equipo de Ivanovic en Tenerife. Tras un parcial de 5-0, los pupilos de Jasikevicius apretaron en defensa, como le gusta a su entrenador, pudiendo correr y anotar con facilidad para darle la vuelta al choque con un parcial de 0-16. Los barceloneses supieron manejar el ritmo del partido en esta primera mitad y se fueron con una cómoda ventaja al descanso (28-35).

Los vitorianos reaccionaron de la mano de sus fichajes –Giedraitis, Jekiri y Peters– y consiguieron igualar el duelo, pero ahí apareció la mejor versión de Abrines desde su regreso a España, con 16 puntos consecutivos al final del tercer cuarto, parecía romper definitivamente el partido (45-60), aunque si algo tienen los vitorianos es ese “carácter” que va en su ADN y que les hace crecerse ante cualquier adversidad.

Nadie mejor que Vildoza para hacer posible lo imposible. El MVP de la última final de la Liga Endesa fue decisivo para que los vitorianos llegasen con vida a los últimos minutos. En ese momento, emergió la figura de Henry, que aceleró el partido para la bueno y para lo malo. Una penetración suya precipitada provocó el tapón de Davies que puso la puntilla a las aspiraciones baskonistas. Los azulgranas, en el debut de Calathes, que no estuvo muy acertado en el tiro, pero dejó muestras de su clase repartiendo ocho asistencias, se vengaron así de la derrota sufrida hace unos meses en la final de la ACB.

En la segunda semifinal, el Real Madrid salió más entonado, con un Deck muy acertado, cogía las primeras ventajas. Los tinerfeños hacían la goma y mantenían las distancias gracias al acierto de sus dos bases –Huertas y Fitipaldo–, pero los de Laso parecían tener una marcha más, demostrando una superioridad física que no acababa de concretarse en el marcador, llegando al descanso solo seis puntos arriba (42-48).

El paso por vestuarios sentó mejor a los blancos que, liderados por Campazzo y un acertado Abalde, empezaron a romper el duelo a base de triples para afrontar el último cuarto, a pesar del parcial de 6-0 aurinegro, con una cómoda ventaja (59-70). El acierto de Rudy desde el triple –18 puntos–y el desparpajo de Alocén acabaron de decantar el partido.

Semifinales

TD Systems Baskonia, 68– Barça, 72

Iberostar Tenerife, 79–Real Madrid, 92

 

Por Víctor Escandón Prada
Periodista deportivo y entrenador superior de baloncesto
Gabinete técnico JGBasket

Foto: ACB Photo / E. Cobos

(Visited 1 times, 2 visits today)