Comienza un nuevo curso baloncestístico para las categorías inferiores y, por desgracia, se mantienen muchas dudas al respecto. Después de que en marzo de 2020 se suspendiesen las competiciones y, la temporada pasada, algunas comunidades autónomas pudieron jugar y otras, no; llega el momento de hacer balance. Ahora que parece que la pandemia ha dado un respiro, toca ver qué consecuencias ha tenido.

No hay que olvidar que muchos jugadores no han podido entrenar porque sus clubes no disponían de instalaciones para hacerlo o porque los colegios, por no arriesgar, decidieron suspender la actividad, pero ¿volverán ahora a jugar al baloncesto? Después de un año y medio, la respuesta parece difícil, han cambiado sus hábitos y, aunque, poco a poco, se está volviendo a la normalidad, no se sabe cómo vamos a estar en unos meses.

Por eso, en la vuelta a los entrenamientos, tenemos que tener mucha paciencia con los jugadores y tratar de que vuelvan a recuperar la ilusión por el baloncesto. Además de que jugar con mascarilla genera muchas molestias, ya que muchos no se acaban de  adaptar, los que, por diferentes motivos, usan gafas tienen un problema añadido, se les terminan empañando y se les hace imposible ver.

Centrándonos en lo estrictamente deportivo, aquellos equipos que no han podido entrenar durante la pandemia, han perdido año y medio de formación. Y ahí radica, principalmente, las posibles dudas que puedan surgir en la vuelta a los entrenamientos. Se ha acortado el proceso y, por ejemplo, jugadores alevines de primer año, jugarán en canasta grande con algunas lagunas en su proceso de crecimiento.

Está claro que nos gustaría recuperar el tiempo, pero con las limitaciones que ya tenemos de por sí con las sesiones de entrenamiento, lo más aconsejable es ver el nivel de los jugadores y, a partir de ese análisis, tener claro a dónde queremos llegar a final de temporada. Lo que no podemos hacer los entrenadores es saltarnos etapas, a veces merece la pena ir un poco más despacio y repasar algún concepto anterior para dar un salto cualitativo.

Quizá deberíamos centrarnos, de inicio, en priorizar la técnica individual y, a partir de ver cómo evolucionan, ir introduciendo conceptos tácticos más complejos, ya que dependiendo de la categoría, ya tendrán algunos adquiridos. Otro factor importante a trabajar es el aspecto físico, el sedentarismo ha sido común en la mayoría de los jóvenes por lo que, si no se tiene una base adecuada, puede verse aumentado el número de lesiones, sobre todo, musculares.

En definitiva, queda mucho trabajo por delante. Hay que recuperar a los jugadores física, técnica, táctica y psicológicamente. Seguro que cuesta arrancar, pero lo importante es que, poco a poco, volvamos a disfrutar del baloncesto.

 

Por Víctor Escandón Prada
Periodista deportivo y entrenador superior de baloncesto
Gabinete técnico JGBasket

 

Te recomendamos por interés:

  • Sección pretemporada baloncesto Orientaciones técnicas, ejercicios, circuitos, pautas, videos, consejos para baloncesto de formación, escolar, minibasket para entrenadores.
  • Circuitos de preparación física para la pretemporada Empieza la pretemporada y es el momento de pensar cómo hacer que nuestros jugadores vayan cogiendo la forma física sin que las sesiones sean aburridas. Lejos quedan los tiempos en los que correr alrededor del pabellón y realizar sesiones independientes. Desde hace tiempo, la preparación física se ha integrado con ejercicios de pista, igual de eficaces y mucho más amenos para los jugadores.
(Visited 1 times, 2 visits today)