Cuando queremos ir introduciendo a nuestros equipos en el juego colectivo, el principal problema con el que nos encontramos es que los jugadores no saben hacia dónde ir o qué hacer, obstaculizando el ataque. De ahí que sea importante que los jugadores cuando suelten el balón sepan lo que tienen que hacer y que, a partir de ellos, fluya el juego colectivo.

Tenemos que acostumbrarles a que cuando pasen, sigan con la inercia y arranquen su movimiento a la vez que el balón va por el aire. Principalmente, por dos razones, una porque el defensor cuando su atacante suelta el balón, se relaja y hay puede conseguir una ventaja hacia el aro y, en segundo lugar, porque todo el tiempo que pierda en moverse no solo retrasa el ataque sino que dificulta las posibles opciones de pase del compañero con balón.

Empezando por lo más básico, el clásico pasar y cortar, el jugador tiene que aprender a moverse, pero no con el único objetivo de “ir a algún sitio”. Cuando suelte el balón, es importante que haga una finta previa para fijar a su defensor y tratar de cortar por delante de él, cambiando el ritmo. Si bien es cierto que tienen que saber que no todos los cortes van a finalizar en canasta, siempre han de cortar mirando el balón y sabiendo a dónde tienen que ir.

Para trabajarlo, mejor que en una situación de 2c0, es hacerlo con un ejercicio de 3c0 en el que impliquemos a un tercero jugador para que sepa que el espacio que ha dejado libre su compañero después de cortar, tiene que ocuparlo él. Introducimos un nuevo concepto para nuestros jugadores, el de reemplazar. Al igual que el jugador que corta, el que reemplaza tiene que moverse en el momento en el que su compañero empieza el trabajo previo al corte y lo tiene que hacer trabajando en “V” y cambiando de ritmo, ya que si se encuentra en el alero y va a ocupar la posición frontal en línea recta, su defensor tendrá muchas opciones de interceptar el pase y poder anotar con facilidad. Además, ese trabajo de recepción es previo para llegar al sitio a ocupar con ventaja y no al revés, llegar al espacio y empezar a trabajar para recibir.  

Colocamos a tres jugadores por fuera del triple, uno con balón en el centro, pudiendo elegir a cuál pasar. A partir de ahí, tras el pase corta hacia canasta y se va a la esquina contraria, mientras el compañero sin balón reemplaza la posición frontal. Podemos introducir diferentes terminaciones: el jugador que corta, recibe y finaliza; el jugador que corta deja el espacio para que el compañero que reemplaza reciba y tire; el jugador con balón aprovecha el corte de su compañero para jugarse un 1c0.

Podemos trabajar la misma situación, pero con un jugador interior, empezando con el balón en el alero, metiendo el balón interior para cortar y que sea el jugador del lado contrario el que reemplace. Al igual que en el ejercicio anterior, podemos ofrecer diferentes finalizaciones. Eso sí, siempre tiene que haber un trabajo previo con fintas y, por supuesto, cambios de ritmo. El siguiente paso sería ya introducir defensores y hay ver en función de cómo actúan, dónde están las ventajas.

Por Víctor Escandón Prada
Periodista deportivo y entrenador superior de baloncesto
Gabinete técnico JGBasket

Publicado 28 de Mar, 2019 15:24

[Visitas 121, visitas totales web 575916]