Para muchos entrenadores, una de las partes del entrenamiento que les resulta más complicada de preparar es el calentamiento. Se busca que los jugadores empiecen a entrar en dinámica y no se aburran, porque da igual la edad, cuando un ejercicio es divertido y competitivo capta la atención de los jugadores, se esfuerzan más y cumple su objetivo, que calienten mucho mejor que dando vueltas al campo.

Podemos calentar trabajando cualquier fundamento. Eso sí, haciéndolo por todo el campo para que los jugadores se vayan activando y, a ser posible, que haya siempre competición. A todos nos gusta ser competitivos y eso le da un plus a los ejercicios y a su intensidad.

Para empezar, os vamos a proponer un ejercicio de pases. Dividiremos a los jugadores en dos grupos. A uno de los grupos, les pondremos por parejas con balón, mientras que en el otro, cada jugador tendrá un aro en sus manos. El objetivo es que los que tienen balón mediante pases y sin botar, persigan a los jugadores con aros por toda la pista e intenten introducir el balón por ellos. Cada vez que lo consigan, suman un punto para su equipo.

Podemos hacerlo por tiempo y una vez que pasen dos minutos, cambiamos los equipos. Mirando al final quién ha conseguido sumar más puntos. Para darle más intensidad, se puede permitir introducir algún bote a la hora de que el jugador trate de pasar el balón por el aro

En el caso del bote, se pueden realizar ejercicios que van desde el comecocos, utilizando las líneas del campo, con jugadores que pillan y otros escapan, hasta un juego de persecución por parejas, en el que utilizamos el círculo central y diferentes aros, lo más grandes posibles. Pondremos a los jugadores enfrentados fuera del aro y, tras asignarles un color o un número, el que diga el entrenador tendrá que perseguir al otro alrededor de este, sin pisar dentro.

El perseguidor puede cambiar de sentido cuando quiera, cuando toque al otro, se invertirán los papeles. A la señal del entrenador, la persecución continuará por toda la pista, siguiendo siendo el perseguidor el que lo estaba haciendo en el círculo. Si el perseguidor consigue cazar al perseguido, suma un punto. Lo mejor es hacerlo por tiempo. Por ejemplo, marcar 8 segundos en la persecución por el círculo y otros diez por todo el campo.

Por último, os proponemos un ejercicio de tiro por parejas. Los dos jugadores con balón parten desde el centro del campo e irán a la misma canasta. Fijamos una posición de lanzamiento, por ejemplo, desde fuera de la zona a tablero. Los dos jugadores comienzan con 5 puntos, el primero que anote desde la posición indicada sumará un punto y su rival, restará. Una vez anotado, se irá a la otra canasta para seguir sumando puntos. Su pareja para cambiar de canasta tiene que anotar, eso sí, ya no hace falta que sea desde la posición fijada si no que puede hacer una entrada o un tiro desde cerca.

Si ambos jugadores fallan, tienen que volver a lanzar desde la posición marcada por el entrenador hasta que alguno anote. El ejercicio finalizará cuando uno de los dos llegue a 10 puntos y el otro, lógicamente, tendría 0. Vamos cambiando el lugar de lanzamiento hasta hacerlo desde tres o cuatro posiciones distintas.

 

Por Víctor Escandón Prada
Periodista deportivo y entrenador superior de baloncesto
Gabinete comunicación JGBasket

Publicado el: 31 Ago de 2018 @ 22:33
Revisado el 3 de Mayo de 2019

Artículos técnicos que te recomendamos tambien:

(Visited 1 times, 20 visits today)