VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 1 vote)

EL ASCENSO AL TRONO, FORJANDO UNA LEYENDA EN HIGH SCHOOL
Las primeras presiones aparecían con el objetivo que recalase en Butchel, un instituto tradicional dentro de la comunidad afroamericana, pero el mensaje, grabado a fuego, de Dru Joyce padre, hizo que priorizase sus estudios, escogiendo el St. Vincent – St. Mary (SVSM), un instituto con una prestigiosa reputación académica. En esta aventura le acompañaron los otros componentes del Fab Four.

..

El comienzo en su nueva andadura no fue del todo fácil, sufrió bajó las órdenes de su primer , Keith Dambrot, que también fue una de las piezas claves para que recalase en SVSM, Dru Joyce padre era el asistente esa temporada. Dambrot seguía muy de cerca las evoluciones del joven , no sólo en pista, sino en las aulas. Sin embargo su adaptación en pista fue rápida, siendo una de las piezas claves para conseguir el título estatal con un balance inmaculado de 27-0, Dambrot priorizaba el talento, y Lebron no tuvo problemas para ser un referente dentro del . La expectación en torno a un joven de 15 años, y 1,90 de estatura iba en aumento. Sus medias de 18 puntos, y 6,2 rebotes no eran normales para alguien de su edad, hay que recordar que estaba en su año de freshman.

Su segundo año de instituto, siendo Sophomore, comenzó con el traslado de los partidos de su equipo a un recinto con mayor capacidad, el nuevo escenario de sus hazañas sería el pabellón de la Universidad de Akron, 5000 espectadores fue la media de la temporada, lleno tras lleno, las entradas para sus partidos eran motivo de subasta entre los reventa. Su mejor amigo dentro del equipo, Maverick Carter, quién luego sería su agente, se graduó, y una nueva pieza se incorporó al equipo, Romeo Travis. Sus exhibiciones sobre el parquet las compaginaba también sobre el campo de fútbol, donde fue nombrado All-Ohio, gracias a sus más de 700 yardas acumuladas. Los primeros reconocimientos a su talento aparecieron en forma de menciones honoríficas como las del USA Today, incluyéndole en el mejor quinteto All-USA. Fue nombrado “Mr.Basketball” (premios al mejor jugador de instituto del país), siendo el primer jugador de Ohio en conseguir este reconocimiento, y el primer sophomore. Las medias esa temporada eran escandalosas, 25,2 puntos, 7,2 rebotes, y 5,8 asistencias. De nuevo obtuvieron el título estatal, esta vez ante 17000 espectadores, y delante de numerosos entrenadores de prestigiosas universidades, que seguían en directo las evoluciones de la sensación mediática del país. La a los torneos más prestigiosos del país permitió por primera vez ver el enfrentamiento contra la otra gran estrella del país, un jovencísimo Carmelo Anthony, que pertenecía a la gran potencia del baloncesto colegial, OAK Hill Academy. El partido se lo llevó el equipo de Anthony pero las actuaciones de ambos jugadores sirvieron para aumentar la fama, y el seguimiento de sus institutos. Por primera vez, Lebron James empezó aparecer en las portadas a nivel nacional, algo insólito para alguien que aún era sophomore.

Al finalizar la temporada un mazazo sacudió a Lebron, su entrenador, Keith Dambrot le abandonaba para hacerse cargo de la Universidad de Akron. Considerado como un golpe bajo, dado que Dambrot le aseguró que seguiría con el equipo hasta el final de su periplo en el instituto, la solución al problema fue bastante sencilla, el autodidacta, y mentor, Dru Joyce, volvería hacerse cargo del equipo en el que jugaban los Fab Four del Shooting Stars. La inocencia de la etapa anterior se había perdido, la fama, el éxito, los continuos viajes a lo largo y ancho del país, las mujeres, las fiestas, etc…habían transformado la personalidad del núcleo de jugadores de ese equipo, la arrogancia, y el ego se había apoderado de ellos, y el trabajo en el día a día no era nada sencillo. Dejaron de escuchar a su entrenador, se sentían invencibles. En su año de Junior, Lebron James rompió todos los records de los torneos más prestigiosos a los que fue invitado, coronándose MVP de todos ellos, el festival de desarrollo de USA Basketball, o el Camp ABCD de Adidas, donde eclipsó a Lenny Cooke, estrella de High School. Eddie Jackson, su padrastro volvió aparecer en su vida, y lo hizo regalándole un Ford Explorer, no sabemos si fue de forma interesada o no, pero la figura de Eddie no fue rechazada por el joven James.

La primera gran derrota ese año se produjo en el Slam Dunk to the Beach, en Delaware, en esa ocasión el rival era Amityville. No fue la única, en otro duelo ante OAK Hill, Carmelo volvió a imponerse a SVSM, el duelo anotador entre ambos se saldó con 36 puntos para Lebron, y 34 para Anthony. Sin embargo, el boom mediático iba en aumento, y es que Lebron James apareció en la portada de la prestigiosa revista Sports Illustrated, bajo el título de “The Chosen One” (El elegido). La cancha de la Universidad de Akron se quedaba pequeña, todo el mundo quería ver a ese joven que maravillaba al país. Los partidos de SVSM, además de empezar a retransmitirse a nivel nacional por la ESPN2, y por pay per view, se trasladaron al recinto del Gund Arena, la cancha de los Cleveland Cavaliers. Hay que señalar que Lebron James destacaba en fútbol, y entrenadores de las más prestigiosas universidades, que contaban con los mejores programas ofrecieron todo tipo de becas completas al jugador, entre ellas las de Notre Dame. Sin embargo, a pesar de las más de 1000 yardas acumuladas, y los 15 touchdowns obtenidos, Gloria James le prohibió seguir jugando al fútbol al romperse en un partido un dedo de la mano izquierda, decantándose definitivamente por el baloncesto.

..

Jugador del año Gatorade, primer quinteto All-USA, jugador Parade High School, y de nuevo Mr. Basketball eran los galardones que coronaron otra sublime temporada de Lebron James, cuyas medias fueron de 29,3 puntos, 8,3 rebotes, 5,7 asistencias, y 3,3 robos. A todo el revuelo mediático hay que sumar que la figura de Lebron empezaba a estar muy cotizada. Adidas, y libraron una ardua batalla por hacerse con sus servicios, aunque de manera no oficial, dado que estaba prohibido que firmase ningún tipo de contrato, los rumores apuntaban a que ambas firmas ofrecían aproximadamente unos 20 millones si al finalizar el High School Lebron firmaba por alguna de ellas. La cifra era mareante para alguien de su edad. La guerra llegó a tal extremo que ambas compañías no dudaron en utilizar a sus máximas estrellas para seducir al joven Lebron, que recibió llamadas de Kobe, Shaq, o Iverson. La leyenda Michael Jordan tampoco perdió de vista al joven jugador, y no dudó en llamarlo, e invitarle a un entrenamiento privado junto a otras estrellas de la liga, entre las que estaban jugadores como Antoine Walker, Finley, Juwan Howard, o Penny Hardaway. Su actuación en esos entrenamientos no dejó indiferente a nadie, ni al propio Lebron, quién se vio con nivel suficiente como para estar en la . La cabeza de Lebron apuntaba a la , y el New York Times informó de las intenciones de James de presentarse al Draft, aún sin haber terminado su etapa de High School. Su petición fue rechazada.

Mientras sus logros en pista, junto al resto de sus compañeros, le llevaron a disputar la tercera final consecutiva, el escenario el Value City Arena de la Universidad de Ohio, ante los ojos de todo el país, y ante 19000 espectadores se produjo la derrota ante el instituto de Roger Bacon de Cincinnati. Sus continuos espasmos en la espalda no fueron excusa para Lebron James, quién asumió que ese año habían pagado el exceso de arrogancia, y ego en esa final. Sus números a pesar de ser magníficos no fueron suficientes, y el periodo estival supuso para Lebron un punto de inflexión, en el que comprendió que debía reconducir su actitud, además no dudó en contratar un entrenador personal para mejorar aspectos de su juego, como el exterior, en el que tenía unos porcentajes muy bajos (34%). La mala se cebó ese , ya que se rompió una muñeca, pero ese parón le sirvió para dar un impulso a su condición física, especialmente la resistencia. Durante el fue invitado por John Lucas, por aquel entonces entrenador jefe de Cleveland, a un entrenamiento con los Cavs, aspecto prohibido por la NBA. La sanción impuesta de 2 partidos, y 150000 dólares mereció la pena. Su capacidad de pase, y su juego físico impactaron a toda la franquicia, dejando en mal lugar a jugadores de la talla de Chris Mihn, o Dhantay Jones.

Antes de comenzar su última temporada, la de Senior, se conocieron los primeros acuerdos para retrasmitir los partidos de SVSM, en pay per view se ofrecía un pack de 10 partidos por 7,95 dólares por partido, y ESPN2 se garantizó la emisión de los partidos contra OAK Hill, en los que se alcanzarían audiencias de 1,67 millones de espectadores. Los tickets para toda la temporada estaban en 125 dólares, y los reventas no dudaron en llegar a ofrecerlos por más de 500-600 dólares. Es lo que generaba la figura de Lebron. Gloria James, y Eddie Jackson, conocedores de ello, no dudaron en reunirse con todo el mundo que ofreciese algún tipo de contrato o patrocinio para el futuro. Un aspecto que le costaría muy caro a Lebron, quién por su 18 cumpleaños recibió por parte de su madre un Hummer H2 con tres televisores de plasma incorporados, valorado en más de 80000 dólares. ¿Cómo podía ser, si su madre no obtenía ese volumen de ingresos?. La respuesta era obvia, y se produjo una investigación por parte de la Ohio High School Athletic Association. No fue el único error, a su casa no paraban de llegar continuamente cajas con material deportivo. Con el revuelo montado sobre este asunto SVSM se fue a Los Angeles a disputar un partido ante Mater Day en UCLA, este equipo fue el mismo que derrotó al Shooting Stars en el torneo de Florida de 1997, con una brillante actuación de Lebron ante DJ Strawberry. A su vuelta, se supo que Lebron aceptó dos camisetas retro de una tienda, valoradas en 800 dólares. Su futuro se tambaleaba, y no dudó en contratar a un prestigioso abogado, Fred Nance, para que le sacara del apuro. Su sanción final fue de 2 partidos, un mal menor visto la gravedad que adquirió el asunto. En su partido de regreso despejó todas las dudas anotando 52 puntos.

Su paso a la esfera de la cultura popular era una realidad, y los episodios del Hummer, y las camisetas, le hicieron ser odiado por gran parte del país, que deseaba ver cómo se caía de la cima. Lebron James sabía los errores que les llevaron a perder el año anterior con Roger Bacon en la final estatal. Se erigió como el líder del grupo, y trató de reconducir al resto hacia un objetivo común. Los principios de ese equipo en la última temporada fueron: Humildad, Unidad, Disciplina, Agradecimiento, Altruismo, Integridad, y Pasión. La burbuja mediática era tan grande que Lebron decidió reflexionar sobre su situación personal, quería disfrutar de su último año junto a sus amigos de la infancia, sus amigos que conformaban con él desde los 8-9 años el Shooting Star, volver a sentir esa unión que les hizo ser inseparables desde que empezaron a botar el balón en aquel destartalado Gimnasio del Ejército de Salvación de Maple Heights. Esos 7 principios impulsaron al equipo hacia otra final, esta vez ante Kettering Alter, Lebron obtuvo su tercer título estatal gracias a sus 25 puntos, y 11 rebotes. Todos los galardones individuales recayeron sobre él, sus medias esa temporada fueron de 31,6 puntos, 9,6 rebotes, 4,6 asistencias, y 3,4 robos.

 

..

 

Por del Cerro
Contenidos JGBasket

Publicada el: 31 enero 2013 12:52 pm

Publi: Lebron James. zapatillas, camisetas, balones, Dvds sobre el jugador  en www.basketspirit.com
Tienda Especialista en baloncesto

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
Lebron James. La lucha del elegido para alcanzar su trono. Parte 2., 5.0 out of 5 based on 1 rating