Acabó la fase regular en la burbuja de Orlando y, aunque no había mucho en juego, sirvió para conocer quién sería el octavo en la conferencia Oeste, tras un play in que enfrentó a Portland –clasificado, finalmente, para playoff– y Memphis, con los Suns de Ricky Rubio, con un espectacular récord de 8-0, peleando hasta el último momento. También será raro no ver, por primera vez tras veintidós temporadas, a los Spurs en los playoff.

Llega la parte decisiva de la temporada, pero, en esta ocasión, el factor cancha no será determinante, por lo que el, a priori, favoritismo de algún equipo puede dar paso a una mayor igualdad y, por lo tanto, a más de una sorpresa. Habrá que ver también cómo responden los equipos a la exigencia de la competición, ya que, tras el parón, muchos han jugado a medio gas, dando descanso a sus estrellas, en esta mini temporada regular.

Sin duda, el plato fuerte de esta primera ronda será el que mida a Lakers contra Portland. Los de Oregón han dado un paso al frente, con un Damian Lillard espectacular, y son un conjunto muy peligroso en ataque –McCollum, Nurkic o el rejuvenecido Carmelo Anthony– y más si tenemos en cuenta que los de LeBron James no llegan en su mejor momento, ni ofensiva ni defensivamente. La clave de la eliminatoria pasará por la defensa sobre Lillard y la conexión Davis–LeBron.

También en el Oeste, los Clippers tratarán de superar a Dallas, en la que será la primera presencia en playoff de Doncic. La irregularidad de los Mavericks da cierta ventaja a los angelinos, que tienen a Kawhi Leonard –actual MVP de las Finales– y a Paul George como estrellas, bien acompañados por jugadores de la talla de Lou Williams o Reggie Jackson. Los texanos tendrán que ofrecer su mejor versión si quieren tener opciones ante uno de los grandes favoritos al anillo. El último cruce es el que mide a los Nuggets contra los Jazz.

El morbo lo pondrá el duelo entre Houston y Oklahoma. Chris Paul tratará de vengarse de su exequipo y poder cerrar la herida tras su salida por la puerta de atrás de los Rockets. Su nula sintonía con Harden propició su marcha y, aunque los Thunder apostaban por deshacerse de él al principio de la temporada para liberal masa salarial, al final, se quedó y ha liderado a Oklahoma para llevarles a luchar por el título. Una eliminatoria muy abierta en la que el acierto en la que el tiro exterior resultará decisivo.

En la conferencia Este, Milwaukee, Toronto y Boston son, sobre el papel, claros favoritos en esta primera eliminatoria ante Orlando, Brooklyn y Philadelphia, respectivamente. La ronda más igualada es la que enfrenta a Indiana contra Miami, en la que los Heat parten con una ligera ventaja, ante la ausencia por lesión de Domantas Sabonis, que ha dejado a los Pacers sin su referente interior.

 

Por Víctor Escandón Prada
Periodista deportivo y entrenador superior de baloncesto
Gabinete técnico JGBasket

Foto: NBA Photo

 

[Visitas 24, visitas totales web 632162]