Después de cinco partidos es un buen momento para hacer balance de la preparación de la de cara a los Juegos Olímpicos de Londres. Hasta el momento, Scariolo no ha podido contar con todos los jugadores en ningún encuentro, pero se han visto retazos de lo que puede ofrecer España en la próxima cita olímpica.

Lo que ha quedado de manifiesto en los cinco choques es la fortaleza del juego interior de la selección nacional. En el primer encuentro, un rival duro como Gran Bretaña, motivado por ser el anfitrión de los Juegos, plantó cara a los locales y sólo el poderío de los hermanos Gasol e Ibaka en la pintura decantó la victoria del lado español (78-74).

La segunda prueba de fuego fue la selección gala, un equipo muy físico e intenso, pero esta vez el juego colectivo de la ÑBA les permitió despegarse en el marcador y llegar a registrar ventajas superiores a los veinte puntos para acabar venciendo cómodamente (81-65). Parecía que la selección española iba cogiendo el tono y así lo refrendó ante el rival más débil al que se ha enfrentado hasta ahora, Túnez, que también estará en los Juegos, y al que venció por treinta y nueve puntos (95-56).

El único encuentro de preparación que España disputará como visitante fue el que tuvo lugar en París. Los franceses, dolidos por la derrota en la final del Europeo del año pasado y la acontecida días antes, plantearon el partido como una guerra y pusieron contra las cuerdas al equipo de Scariolo, pero, de nuevo y ante la baja de Marc por una lesión en el hombro, Pau e Ibaka fueron los baluartes del equipo en ataque y dominaron, junto con Felipe Reyes, los dos tableros, lo que dio a España una doble satisfacción, por un lado, llevarse la victoria por 70-75 y por otro, contar por primera vez con la participación de Navarro.

El siguiente rival en la preparación de España era Australia, al que también se enfrentará este miércoles en Málaga y en el grupo de clasificación de los Juegos Olímpicos. Un equipo muy alto y con la idea clara de a qué quieren jugar, lo que complicó mucho las cosas al combinado nacional. Un parcial de 15-0 en los minutos finales del partido decantó la balanza del lado de los españoles, consiguiendo su quinta victoria de la preparación por 75-69. Otra vez Pau Gasol fue el mejor jugador con 22 puntos y 6 rebotes, bien secundado por Reyes, que volvió a superar la barrera de los diez puntos.

Si nos atenemos a lo visto en estos cinco partidos, teniendo en cuenta que Scariolo no ha podido contar con todos los hombres disponibles, la tripleta titular exterior estaría formada por Calderón, Navarro –si está completamente recuperado– y Rudy. Por dentro, Pau tiene el puesto asegurado y la duda está entre Marc e Ibaka, ambos están a un gran nivel, aunque la lesión del pequeño de los Gasol puede hacerle perderse algún partido en los Juegos.

Parece que el primer recambio del combinado nacional será Llul que, desde la posición de escolta, ha aprovechado la ausencia de Navarro para ganarse aún más la confianza del entrenador. La duda está en quién será el segundo base, ya que hasta el momento se han ido alternando a la hora de saltar al campo tanto Sada como Sergio Rodríguez. Todo dependerá de cómo se encuentre el partido y lo que mejor le venga a la selección en ese momento, al tratarse de dos jugadores muy diferentes. La rapidez y creatividad del Chacho frente al físico y la intensidad de Sada. San Emeterio y Reyes tratarán de seguir aprovechando los minutos que tengan, sobre todo el pívot cordobés que está rayando a un gran nivel. Lo que también parece claro es que Claver volverá a ser el jugador número doce de la selección.

Los amistosos han permitido también ver algunas pruebas en los quintetos puestos en pista por Scariolo. En varios encuentros, Calderón ha jugado de escolta, dejando los mandos del equipo a Sergio Rodríguez, ya que el extremeño es un gran anotador y en el puesto de base quizás ha perdido esa faceta y ésta sea una buena opción para recuperarlo. También, se ha podido ver a Claver, durante unos minutos frente a Francia, en el puesto de tres, aunque esta variante parece menos probable que se lleve a cabo durante los Juegos Olímpicos.

Ahora por delante quedan aún tres encuentros, frente a Australia y ante los dos últimos campeones olímpicos, Argentina y Estados Unidos. Esperemos que España siga cogiendo la forma y no tenga más jugadores lesionados para llegar con las opciones intactas de pelear por la medalla de oro en Londres.

 

Por Prada
Periodista y entrenador superior de
Analista JGBasket Olimpiadas
[fblike style=”standard” showfaces=”false” width=”450″ verb=”like” font=”arial”]