Los blancos suman dos victorias al igual que CAI, Valencia, Estudiantes, Gran Canaria y Blusens. Por su parte, el Barça, actual campeón de Liga, sigue generando dudas y aún no sabe lo que es ganar.

Blancos de Rueda, 75 – Real Madrid, 100
Un colosal Mirotic realizó el mejor partido de su carrera en la ACB con 46 de valoración (26 puntos y 10 rebotes). El hispano-montenegrino se bastó para vencer a los vallisoletanos, que venían de ganar en Barcelona y realizaron una buena primera mitad, en el partido adelantado de la segunda jornada debido al tour que está realizando el conjunto blanco por Estados Unidos.

 

CB. Canarias, 65 – CAI Zaragoza, 85
Volvía a respirarse, después de veinte años, ambiente ACB en La Laguna. Los locales querían dar una alegría a su afición, pero los canarios, que estuvieron muchos minutos haciendo la goma, vieron como el CAI tiró más de oficio y rompió el partido en el último cuarto, de la mano de Van Rossom (21 puntos).

 

Unicaja, 73 – FIATC Joventut, 71
El Unicaja sumó su primer triunfo de la temporada ante el Joventut, que no se rindió hasta el pitido final cuando Quezada falló el triple que le podía haber dado la victoria a su equipo. Cabe destacar la gran actuación de Carlos Jiménez, que sumó 14 de valoración en quince minutos, con cuatro rebotes, una asistencia, un robo, seis faltas recibidas, cuatro tiros libres anotados de cuatro lanzamientos y un solo tiro a canasta.

 

Mad-Croc Fuenlabrada, 71 – Blusens Monbus, 79
El Blusens consigue el mejor arranque de su historia al sumar su segundo triunfo de la temporada. En un partido entre dos rivales que previsiblemente pelearán por no descender, los gallegos tuvieron más acierto en los minutos finales gracias al buen hacer de Corbacho y al dominio de Mejri bajo los tableros.

 

Caja Laboral, 90 – Cajasol, 70
Los vitorianos dominaron el partido desde el inicio y no dieron ninguna opción al equipo de Aíto, que sigue sin carburar y que sólo aguantó en el partido los cinco primeros minutos. Los locales, que siguen lastrados por las bajas,  basaron su victoria en el colectivo, ya que seis jugadores anotaron más de diez puntos.

 

Assignia Manresa, 64 –, Herbalife Gran Canaria, 80
Un partido bipolar, en el que los locales llegaron al descanso venciendo por dieciséis puntos (48-32) y que vieron como se les escapaba en una pésima segunda mitad. Los canarios, con un gran Nelson, con 23 puntos, dieron la vuelta al encuentro con un parcial de 16-48 en los segundos veinte minutos.

UCAM Murcia, 77 – Valencia Basket, 78
En un partido vibrante, Doellman dio la victoria a los valencianos con una canasta en el último segundo. Los murcianos pudieron decantar el partido a su favor, pero las imprecisiones en los minutos finales, en los que llegaron a ir venciendo por ocho puntos con un gran Lewis, hicieron que los visitantes diesen la vuelta al partido y acabasen llevándoselo.

 

Lagun Aro, 71 – Asefa Estudiantes, 83
Que el Estudiantes de esta temporada tenía otra pinta quedó ya patente desde la pretemporada. Y lo ha reafirmado en las dos primeras jornadas de liga, ganando con solvencia sus dos encuentros. Kirksay dio un recital de cara al aro, fallando un solo lanzamiento para sumar 28 puntos. Los locales estuvieron a remolque todo el partido y se acercaron en varias ocasiones, pero al final acabaron sucumbiendo.

 

Gescrap Bizkaia, 78 – Barcelona Regal, 77
El Barcelona sumó su segunda derrota de la temporada en la difícil cancha de Miribilla. Los bilbaínos mandaron, durante todo el encuentro, con pequeñas rentas debido al escaso acierto desde la línea de tres puntos de los pupilos de Pascual, que maquillaron el marcador gracias a dos triples de Jasikevicius en los segundos finales. Raúl López dirigió a la perfección a los de Katsikaris, que tuvieron a Mumbrú y Zisis como ejecutores.

 

Por Prada.
Gabinete comunicación JGBasket

Foto Minguela. Comunicación ACB