El baloncesto ha servido, en muchas ocasiones, al cine para escribir un buen guion. Las historias de superación, el compañerismo, la emoción de llevarse el triunfo en el último segundo y todo lo que rodea al mundo de la canasta, han servido para realizar decenas de películas para todos los gustos. Desde JGBasket os vamos a ofrecer una amplia variedad de títulos, desde los más conocidos hasta algunos menos comerciales, con los que poder disfrutar del baloncesto a través de la pantalla y entre los que nos encontramos desde historias basadas en hechos reales hasta películas de ficción.

Hay que remontarse hasta 1938 para encontrar la primera película sobre baloncesto, se trata de Campus Confessions, en la que se narra la popularidad, dentro y fuera de la cancha, en el Middleton College de un joven jugador de baloncesto, protagonizado por Hank Luisetti, uno de los baloncestistas más importantes de la primera mitad de siglo, inventor del lanzamiento a una mano y máximo anotador de la NCAA en 1936 y 1937, siendo el primero en conseguir anotar 50 puntos en un partido. Si queréis conocer más sobre la vida de este pionero del mundo e la canasta, podéis leer el libro, publicado en 2019, Madness: the man who changed basketball.

En 1971 se estrenó Drive, he said; la ópera prima de Jack Nicholson. Sí, Jack Nicholson. Ese grandísimo actor, amante del baloncesto y, sobre todo, de los Lakers, a los que anima en el Staples desde la primera fila, decidió que su primera película como director contase la historia de un jugador que pretende dar el salto a la NBA, en una época en el que el país estaba sumido en plena guerra de Vietnam, lo que le supone un dilema y le  hace replantearse su futuro.

A finales de los años 70, se produjo un boom cinematográfico con el baloncesto como argumento central con películas como One on One (1977), en la que un fenómeno del baloncesto en la escuela de su pueblo se da cuenta de la cruda realidad cuando recibe una beca universitaria, descubriendo el lado más oscuro del deporte; o Fast Break –Canasta de sueños– (1979), en la que un aficionado al baloncesto que trabaja en una tienda sueña con entrenar a un equipo universitario, al final, consigue su oportunidad pero tiene un gran trabajo por delante.

Pero si hay una película que marca un antes y un después dentro de esta categoría es de The Fish that saved Pittsburgh (1979), conocida en España, como Basket Music. Un éxito mundial, que contó con la presencia de estrellas del baloncesto como Julius Erving, Connie Hawkins, Kareem Abdul-Jabbar o Bob Lanier, acompañados de Meadowark Lemon, base durante más de veinte años de los míticos Harlem Globetrotters. Esta comedia musical, con un argumento surrealista, narra como un joven de 12 años convence a los dirigentes de un equipo profesional con malos resultados para que busquen ayuda en una vidente que les propone fichar jugadores del mismo signo zodiacal, Piscis. Una película muy recomendable, interesante y divertida.

Para cerrar esta primera entrega dedicada al cine y al baloncesto, vamos a recordar dos películas de los 80 muy distintas, pero que causaron furor entre los espectadores por diferentes razones. Por un lado, Teen Wolf (De pelo en pecho), de 1985, en el que un joven Michael J. Fox interpreta a un estudiante de instituto que se transforma en hombre lobo, aprovechando sus nuevas cualidades para convertirse en la estrella del equipo de baloncesto. Todo un éxito en taquilla, que tuvo una secuela dos años después, con escaso recorrido.

Por último, una de las películas más míticas de la historia del deporte de la canasta, Hoosiers (1986), protagonizada por Gene Hackman y Dennis Hopper, que recibió dos nominaciones a los Óscar. El largometraje, ambientado en 1951, recoge la historia de los Hoosiers de Hickory, aunque en realidad se trata del Milan High School que, en 1954, se proclamó campeón estatal con una canasta en el último segundo, dejando en la cuneta a equipos, a priori, mejores y que contaban en sus filas con futuras estrellas de la NBA como Oscar Robertson. Una historia de esfuerzo y superación que marcó a toda una generación.

 

Por Víctor Escandón Prada
Periodista deportivo y entrenador superior de baloncesto
Gabinete técnico JGBasket

 

Te recomendamos también:

Te invitamos a aportar tu opinión en los comentarios de este artículo

[Visitas 203, visitas totales web 629707]