Con los Juegos Olímpicos en plena ebullición, Usman Garuba, debutante este verano con la selección española absoluta, está teniendo unos días muy ajetreados. Solo en su habitación por ser contacto cercano de un positivo por Covid en el viaje de Las Vegas a Tokio, aunque eso no le impide entrenar y competir, ha tenido una mañana bastante movida, al ser elegido por los Houston Rockets en el puesto 23 del draft.

Junto al ala-pívot del Real Madrid, otro español ha salido elegido en la primera ronda del draft, Santi Aldama. Los Jazz lo eligieron en el puesto 30 para ser traspasado, posteriormente, a Memphis, que mostró un gran interés por él. El alero canario –2,11 metros– ha hecho historia al convertirse en el primer español que accede a la NBA desde la universidad. Tras dos años en Loyola, hace unos meses que decidió que era el momento de dar un paso más en su carrera, apostando por dar el salto a la liga norteamericana.

Mientras Garuba ya ha debutado con la selección absoluta, Aldama, a sus 20 años, está considerado uno de los mejores jugadores de su generación y seguro que pronto dará el salto con los mayores. Ambos jugadores españoles se conocen a la perfección, ya que compartieron vestuario en la selección sub18, campeona de Europa en 2019, en un torneo en el que Santi fue elegido MVP.

Probablemente, la próxima temporada se enfrenten en la NBA, ya que Usman –19 años–, aunque tiene contrato con el Real Madrid hasta 2024, su intención es marcharse este mismo verano rumbo a Houston. Para ello, tendrá que negociar su salida con el conjunto blanco, con el que tiene una cláusula de tres millones de euros, que irá aumentando progresivamente cada año. No parece que los madridistas vayan a poner muchas dificultades para su salida, sobre todo, teniendo en cuenta que ya estaban planificando la temporada que viene sin él.

En el draft de este año, la primera posición fue para Cade Cunningham, el alero de la Universidad de Oklahoma State fue elegido por los Pistons para tratar de dar un giro radical a la franquicia. Los Rockets, además de a Garuba, seleccionaron en el segundo puesto a Jalen Green. La tercera elección fue para Cleveland, que se decantó por el pívot, Evan Mobley.

La noche del draft siempre depara muchas sorpresas, la mayor de todas, la llegada de Russell Westbrook a los Lakers. Los angelinos quieren volver a recuperar el trono y apuesta por el MVP de la temporada regular 2017. El alero deja Washington, que se ahorra su sueldo astronómico de esta temporada y la player option de la siguiente, recibiendo a cambio varias rondas del draft más a Kyle Kuzma, Montrezl Harrell y Kentavious Caldwell-Pope. Una gran apuesta, que a ver cómo encaja con LeBron James y Anthony Davis.

Por último, Ricky Rubio, que está realizando un Juegos Olímpicos espectaculares, vuelve a cambiar de aires. Su equipo, Minnesota le ha traspasado a Cleveland, uno de los peores equipos de la liga. Ya se sabe que la NBA es un negocio y los jugadores son mercancía con la que negocian las franquicias. Por eso, no sorprende este movimiento, aunque, de aquí hasta que empiece la temporada, pueden pasar muchas cosas y que los Cavaliers no sean el destino definitivo de Ricky, sobre todo, si se tiene en cuenta que parece que hay alguna que otra franquicia –Lakers, Clippers o Celtics– interesada en el base español.

 

Por Víctor Escandón Prada
Periodista deportivo y entrenador superior de baloncesto
Gabinete técnico JGBasket

Foto: FEB

[Visitas 107, visitas totales web 556840]