Se ha acabado la temporada regular y antes de entrar de lleno en la lucha por los playoff, se disputarán los partidos del play-in, ese nuevo sistema inventado por la NBA para que se impliquen dos equipos más por conferencia y no se dejen llevar cuando se vean sin opciones de alcanzar el octavo puesto. Todo o nada para ocho franquicias que aspiran a seguir con vida en la postemporada.

La racha de cuatro victorias consecutivas ha permitido a los Nets, que han recuperado la mejor versión de Kyrie Irving después de que se le levantase el veto en el resto de estados por no vacunarse, hacerse con el séptimo puesto del Este y tener factor cancha en el play-in, primero ante Cavaliers, y, en caso de derrota, ante el ganador del duelo que enfrenta a Hawks y Hornets. El vencedor del choque entre Brooklyn y Cleveland se medirá, en primera ronda, a una de las grandes sorpresas agradables de la temporada, los Celtics, de la mano de un entrenador debutante como Ime Udoka y que han basado su fortaleza en la defensa.

El segundo equipo clasificado en el play-in de la conferencia Este, se medirá a Miami Heat, que ha dado un salto de calidad con la llegada de Lowry y tras mantener el bloque que le hizo ser subcampeón hace dos temporadas.

Los actuales campeones, Milwaukee Bucks, han seguido el plan del curso pasado, repartiendo minutos para llegar frescos a los playoff, se medirán a los Bulls, un equipo capaz de aspirar a cotas más altas, pero que ha ido de más a menos con el avance de la competición.

A priori, el duelo más igualado debería ser el que mide al cuarto, Philadelphia, contra quinto, Toronto Raptors, pero viendo el nivel de los 76ers tras la llegada de Harden, convirtiéndose en uno de los principales candidatos al título, todo apunta a que será menos equilibrado de lo que indica la clasificación.

Luces y sombras en la conferencia Oeste. Mientras los Lakers han vivido uno de los mayores fracasos en décadas, quedándose fuera del play-in y apuntando a una gran reconstrucción; en el lado contrario, se encuentran los Grizzlies, segundos clasificados en el salvaje oeste y con Ja Morant como la gran sensación de la temporada. En primera ronda, se medirán al ganador del choque entre Timberwolves y unos Clippers a los que las lesiones les han hecho mella y han rendido por debajo del nivel esperado.

Lejos de todos y como mejor equipo de la temporada NBA están los Suns. Sin hacer ruido, se plantaron el año pasado en la final y ahora quieren dar un pasito más, con Chris Paul y Devin Booker como grandes estrellas, pero con una plantilla muy equilibrada. Phoenix tendrá que esperar para conocer su rival, que saldrá del choque que mida al perdedor del Minnesota–Clippers frente al ganador del Pelicans–Spurs. Los otros dos emparejamientos enfrentarán a Warriors, que aspiran a todo tras recuperar a Klay Thompson, contra Nuggets; y a Mavericks frente a Utah Jazz.

Unos playoff apasionantes y muy igualados, que arrancan el 16 de abril, sin un claro favorito y que van a hacer disfrutar y mucho a los amantes del baloncesto, en una temporada muy especial, en la que la NBA celebra su 75 aniversario.

 

Por Víctor Escandón Prada
Periodista deportivo y entrenador superior de baloncesto
Gabinete técnico JGBasket

Foto: NBA Photo

[Visitas 51, visitas totales web 432002]